Cómo conseguir mayor luz en tus fotografías

cómo conseguir mayor luz en tus fotografías

cómo conseguir mayor luz en tus fotografías

Las imágenes captadas pueden tener mayor luminosidad con un objetivo adecuado.

De todos los objetivos disponibles en el mercado, el favorito de muchos fotógrafos es, con diferencia, el 50 mm. Un lente de popularidad justificada. Es barata, luminosa, y tiene una excelente calidad óptica.

En éste artículo expongo las ventajas que ofrece un objetivo 50 mm, y cómo sacarle todo su potencial.

El 50 mm es una focal fija, y, como tal, tiene sus pros y sus contras. Aún así, la primera lente suele ser la que ya viene en el pack de la primera cámara que se compra, el famoso 18-55 mm, que no es un mal objetivo para empezar, pero la ventaja que ofrece de poder cambiar la distancia focal sin cambiar de objetivo no deja de ser una compensación de sus limitaciones en cuanto luminosidad y nitidez.

La focal fija ofrece ventajas que no se puede encontrar en un 18-55 mm u otras lentes de éste tipo, aunque también depende la necesidad. El 18-55 mm puede ser una buena opción para las situaciones en las que un 50 mm no resulta adecuado a pesar de sus mayores ventajas. 

 

Hay muy buenas razones por las que el 50 mm es una de las lentes fijas más populares. Es una de las lentes con mejor relación calidad-precio, pero hay mayores motivos para tenerla como indispensable en un kit fotográfico.

1- Es barata. De hecho, el 50 mm es uno de los modelos de objetivo más baratos que se puede encontrar en el mercado.

2- Es pequeño, ligero y discreto.

3- Es muy luminoso. El conocido 18-55 mm, por ejemplo, no abre más de un f/5.6, mientras que la lente fija de 50 mm ofrece un f/1.8

4- Ofrece mayor calidad de desenfoque.

5- Ofrece mayor jugabilidad con la profundidad de campo.

Deja un comentario